Ir al contenido principal

Templo Romano


ACTUALIDAD

Durante la ampliación del Ayuntamiento de Córdoba, en los años 50 del siglo XX, se descubrieron los restos del Templo Romano. Lo que actualmente se puede contemplar se debe a la reconstrucción llevado a cabo por Antonio García Bellido y Félix Hernández.

Es un templo pseudoperíptero, hexástilo y de orden corintio de 32 metros de largo por 16 metros de ancho. No fue el único templo de la ciudad, pero posiblemente sí es el más importante y el único conocido como excavación arqueológica.

Este edificio estaba situado sobre un podium conformado por 6 columnas en su fachada frontal y 10 columnas en sus laterales. Actualmente los únicos restos que quedan son su cimentación, la escalera, el altar y algunas columnas y capiteles.

Otros restos fueron llevados al Museo Arqueológico y Etnológico de Córdoba para su mejor conservación.

El 29 de mayo de 2007 el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía lo declara Bien de Interés Cultural.

HISTORIA

Se construyó durante la segunda mitad del siglo I, época del reinado del emperador Claudio y terminó durante el reinado de Domiciano.
Durante el siglo II sufrió algunas modificaciones, reformas que parecen coincidir con el cambio de ubicación del foro colonial.

Los materiales empleados en su construcción fueron variados, pero el material que predomina en este edificio es el mármol.
La calidad del mármol y la de la talla del mismo nos habla que fue construido por artesanos de altísima cualificación, siendo uno de los edificios más bellos del Imperio.

Google+ Followers

Google+ Badge