Ir al contenido principal

Gastronomía cordobesa


SALMOREJO

Este es el plato más típico de Córdoba. Se trata de una salsa, o crema, refrescante ideal para los meses más calurosos de Córdoba.
Tiene mil versiones: una por casa y por restaurante. Ahora está de moda en toda España, pero hasta hace unos años era difícil encontrar un salmorejo fuera de Córdoba. Nunca el pan, tomate, ajo, aceite y sal dieron tan buen resultado.

Se diferencia del gazpacho porque el salmorejo no es líquido, sino que tiene una textura más cremosa.
Para darle un toque más sabroso a este plato no hay nada mejor que echarle taquitos de jamón ibérico y huevo troceado.

FLAMENQUÍN

Plato muy emblemático de origen cordobés, en concreto de la localidad de Bujalance, que hasta hace una década era completamente desconocido fuera de la provincia de Córdoba.

Tiene una gran variedad, donde sus ingredientes más característicos son el jamón y el pollo, pero también se le puede añadir queso, pimientos, huevo y hasta almendras, entre otros.

Recibió su nombre por el color, rubio como los flamencos que llegaron acompañando al emperador Carlos V (color dado por el rebozado con huevo batido).

RABO DE TORO

Otro clásico de la gastronomía cordobesa, ligado a la tauromaquia de la ciudad. Es un guiso típico de Córdoba que consiste en estofado de rabo de vaca o toro.

Su elaboración es compleja, pero la finalización de este plato es espectacular.

PASTEL CORDOBÉS

Pastel tradicional de la ciudad de Córdoba. Se trata de una torta de hojaldre rellenada con cabello de ángel, cidra y, a veces, jamón. Se suele preparar los 17 de noviembre (día de los patronos de Córdoba: San Acisclo y Santa Victoria) desde el año 1998

PAN DE TELERA

Pan de origen cordobés. Muy característico por ser dorado y crujiente por fuera y con una miga muy blanca y suave. Usada habitualmente para elaborar platos como el salmorejo y para acompañar las comidas; también muy bueno para el desayuno, cortado en rebanadas y con un chorreón de aceite; y no es recomendable para hacer bocadillos.

BERENJENAS FRITAS CON MIEL

Este plato parece sencillo, pero no es fácil de elaborar. Para que las berenjenas queden sin grasa y crujientes tiene sus trucos que no todo el mundo sabe hacer, a parte de su toque de sal.

En Córdoba, para darle nuestro toque particular, nos permitimos el capricho de combinarlo con miel o salmorejo, un manjar de dioses.

COGOLLOS A LA CORDOBESA

Es un plato muy extendido en Córdoba, de ahí su nombre, siendo una receta realmente simple, rápida, rica y resultona.

También es conocida como lechuga frita o lechuga al ajillo. Es una ensalada de cogollos que se come con la mano, aliñados por una salsa hecha de aceite de oliva, ajo frito, pimentón, vinagre y sal.

JAMÓN DE LOS PEDROCHES

El jamón del Valle de Los Pedroches (comarca al norte de la provincia de Córdoba) tiene su denominación de origen desde el año 2006. Es considerado uno de los jamones más ricos de España y se clasifican en "Bellota" y "Recebo".

El jamón de Los Pedroches hace de Córdoba un lugar con una gastronomía exquisita. La gran ventaja de este alimento es que se puede acompañar con múltiples platos como el salmorejo, el flamenquín, el pan con aceite de oliva, el queso y con casi todo lo que puedas imaginar. Siempre será un acierto.

VINO DE MONTILLA-MORILES

Es la denominación de origen vinícola española que ampara legalmente la crianza y comercialización de los vinos producidos en varios municipios situado en la provincia de Córdoba, sobre todo en los que lleva su nombre: Montilla y Moriles.

Los tipos de vinos que podemos encontrar, según su maduración, son vino joven, fino, amontillado y oloroso. Sus tonos se van oscureciendo convirtiéndose en vinos generosos, hasta alcanzar una graduación alcohólica máxima de unos 20º.

Cada año se promociona en la Cata de Vino de Córdoba, evento que se celebra desde el año 1983, siendo el primero del "mayo cordobés".

ACEITE DE OLIVA DE BAENA

Baena, un municipio de la provincia de Córdoba, con Denominación de Origen Protegida (DOP) para los aceites de oliva virgen extra que, reuniendo las características definidas en su reglamento, han cumplido con todos los requisitos exigidos en el mismo, siendo uno de los aceites más ricos y reconocidos en todo el mundo.

El aceite forma parte de la dieta mediterránea. Lo usamos en muchas ocasiones para preparar y acompañar en las comidas, haciendo de ellas grandes placeres de la vida y dándole un toque especial a nuestros alimentos.

Google+ Followers

Google+ Badge